Especial de Jueves: Sinatra 101

Written by on 09/05/2018

Por Eduardo “Rockstar” Rodríguez

 

Every night with my star friends

We eat caviar and drink champagne

Sniffing in the VIP area

We talk about Frank Sinatra

Do you know Frank Sinatra?

He´s dead 

-Miss Kittin & The Hacker-

 

Algunas veces despierto con la idea de dejarme hipnotizar para viajar a épocas pasadas y no, no viajar más atrás que el primer día de mi existencia, me conformo con llegar a esos recuerdos musicales de mi niñez: The Beatles, Creedence, The Carpenters y más. Respirarlos, vivirlos, palparlos. Esas mañanas con olor a café y The Mamas & The Papas y esas noches de mi padre cigarro en mano, copa de coñac, periódico de mil novecientos setenta y tantos y en el estéreo, aquel poderoso y armonioso Sony de “fayuca” (actualmente el término ya ni existe): ¡Frank!

Lo que sí existe y muy vivo en mi mente es aquel Sinatra que cantaba “My Way” con un sentimiento nunca antes visto, siempre elegantemente vestido. Impecable lucía en la portada del disco del mismo nombre con un cuello de tortuga blanco y un cardigan negro, sentado sonriente y desfachatado sobre una silla volteada, al parecer en un bar que está por cerrar. Ese era mi Frank, con mi disco favorito, el delirio “elegante” de mi niñez.

El gran Frank Sinatra nació en Hoboken, Nueva Jersey, el 12 de diciembre de 1915 (Sagitario igual que yo) en el seno de una familia de inmigrantes italianos. Su primer número uno avalado por la revista Billboard lo consiguió en 1940 con su interpretación, –en compañía del también grande Tommy Dorsey–, gracias al tema “I’ll Never Smile Again”, cuya gran repercusión puede considerarse el punto de partida en la carrera del cantante como fenómeno social.

Frank se caracterizó por su cuidada precisión en el fraseo y su dominio del control de la respiración, el rango de su voz estaba próximo al de bajo-barítono, aunque lo más celebrado del cantante era su capacidad de transmitir las emociones y sentimientos implícitos en las letras de las canciones.

 

También podría interesarte: Para tener una máquina del tiempo necesitas ser muy rico

 

No en vano fue y será una de las figuras más importantes del Siglo XX y de la eternidad. Apodado “La Voz” o también “Ojos Azules¨, Francis Albert Sinatra dejó un legado impecable en lo que respecta a la interpretación vocal plasmada en su música; el éxito más rotundo para él fue especialmente en la época de los 40 y 50 aunque es innegable que su fama y sus canciones han llegado a la actualidad en versiones remasterizadas, de lujo, en forma de colecciones y más.

Podríamos hablar y hablar de él mientras escuchamos su casi infinita discografía al igual que pasar cientos de domingos por la mañana mirando su filmografía. El también actor, ganó un Premio Óscar por su interpretación en el filme De Aquí a la Eternidad en 1953, con lo cual logró salir de un periodo artístico iniciado en los años cuarenta para a partir de este momento, encumbrarse en lo más alto de la popularidad, misma que no soltó hasta su muerte.

Nuestro prolífico cantante grabó más de mil 300 canciones y participó en más de cincuenta películas, así como también recibió multitud de premios y homenajes, entre los que se cuentan diez Grammy otorgados por la Academia de Artes y Ciencias de la Grabación, y la Medalla de la Libertad del gobierno estadounidense.

 

También podría interesarte: El American Way of Life a través de la música orquestal

 

Así, un 14 de mayo de 1998 el buen Frank, apagó las luces a los 82 años en West Hollywood California, Estados Unidos. La causa: un ataque cardíaco fulminante. “Lo mejor aún ha de venir” reza su epitafio, y vaya que no se equivocó, pues el gran Franky sigue estando tan vivo en cada una de sus interpretaciones: elegante, sobrio y tan grande que bien pudo irse al espacio como lo hizo Bowie.

Aunque yo la verdad sigo pensando en eso de la hipnosis y en aquellas noches de discos junto a mi padre; rock, grandes bandas y por supuesto, nuestro inmortal Frank en una época de amor y paz.

 

A SU MANERA 

Esas cosas que no te sabes de “La Voz”:

  • Sinatra fue el único hijo de unos padres que soñaban verlo estudiar ingeniería civil.
  • El también actor admiró mucho a Bing Cosby. Después de oírlo cantar una noche de 1935, Sinatra mencionó que desde ese instante solo se dedicaría a cantar.
  • Cuando Frank nació, su madre, Dolly Sinatra se decepcionó mucho, ya que esperaba una niña. En vez de desechar la ropita rosa que había comprado, vistió con ella a Frank.
  • A Sinatra se le reconoce el haber sido el primer cantante que hace un uso consciente de los medios de amplificación del sonido con el objeto de situar su voz por encima del sonido de la orquesta (dominadora de la música popular estadounidense de principios del siglo XX) y para aproximarla a la intimidad del oído del oyente.
  • Frank Sinatra tenía una personalidad mercurial; podía ser la persona más dulce del mundo y un instante después, en la misma proporción, se volvía desagradable y violento. Algunos piensan que era bipolar.
  • Con Dean Martin y otros nombres destacados del show business estadounidense, como Peter Lawford o Sammy Davis Jr., Frank formó un grupo de amigos muy bien avenidos, amantes de la juerga y el buen vivir, con contactos mafiosos y políticos, que fue denominado “rat pack”.
  • Sinatra fue la inspiración del personaje Johnny Fontaine en la película de El Padrino (1972).
  • En 1971 realizó un concierto de “despedida” que en realidad fue una pausa de dos años para regresar con un sin fin de presentaciones y la grabación de la entrañable “New York, New York”.

 

 

 

Tagged as

Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background