(Opinión) ¿Es el Random Access Memories el mejor álbum de la década? - Rock101

(Opinión) ¿Es el Random Access Memories el mejor álbum de la década?

Fecha de publicación: 31 diciembre, 2020

(Opinión) ¿Es el Random Access Memories el mejor álbum de la década?
Categorías:
Compartir:

“Once you free your mind about a concept of
Harmony and of music being correct
You can do whatever you want”
-Giorgio Moroder, “Giorgio by Moroder”

Era Mayo del 2013 y un joven Juan Carlos, indeciso de la vida, sin estudios (de ninguna índole), experiencias o alguna emoción más allá de la generada por comprar discos y presentarse en bares a cantar canciones que odiaba, escuchó por primera vez un corito cantado por Pharrell Williams.

Se llamaba “Get Lucky” y no sabía por qué en todos lados se escuchaba esa canción, hasta en la combi y el vecino más reguetonero la escuchaba a todo volumen. En Hidalgo, el Estado de México y el “De Efe”, fue el antecedente de “Lose Yourself to Dance”.

Obviamente, sabía de Daft Punk, pues los cascos brillantes se habían distribuido casi de manera cancerígena por todas las redes sociales, canales de televisión (privada) y el fenómeno mundial de las redes sociales y desde 1999 en MTV.

Con el primer vistazo a este video se me reveló todo un mundo negado por mí; ¿qué era para un joven, metalero y cantante de rock asqueroso en español, un Dj? los que conocía hasta ese entonces solo ponían canciones horribles en perros, bares y fiestas llenas de marihuanos, borrachos y cuadrosos. 

“¿Daft Punk eran Dj ‘s y tocaban con Nile Rodgers?” sabía que era un simple video pero, ¿la batería y el Precision Bass eran reales?, sonaban reales. Mi inquietud se iba desesperando más y más, una parte de mí se negaba aún a la música nueva, mientras a la otra le daba curiosidad saber qué hacía el fundador de Chic con estos robots.

Give Life Back to Music

Lo más sorprendente de Random Access Memories fue la invitación a sentarnos a escuchar un álbum entero, sin repetir las tendencias de la década, original y grabado con instrumentos reales; además de recordarnos el sonido de los setentas y ochentas, con tintes de rock, rhythm & blues, funk, electrónica y pop.

Tomando como única constante el vocoder. Sintetizador encargado de hacer sonar la voz como si se tratara de un robot o ente espacial. Al cual la banda se ha apegado desde sus inicios.

Además, de colaboraciones magistrales como: Giorgio Moroder, Julian Casablancas, Paul Williams, Todd Edwards y Panda Bear, quienes imprimen su sello en cada participación con los franceses.

The perfect song is framed with silence

Random Access Memories hace una reverencia a la música y nos invita a dejarnos sentirla y bailarla. Transporta al espectador a un mundo distinto al de su época. Seguramente al de las discotecas como las de Fiebre de Sábado por la Noche.

En una extraña combinación con sonidos futuristas y samples que no nos dejan calmarnos ni un poco, hasta llegar a Touch.

El álbum de Daft Punk se contiene perfectamente entre los silencios de las notas muertas del bajo y continúa con el tono y el efecto compresor del instrumento, aunque los oídos menos escuchados no lo escuchen, es algo que se siente y te hace mover el trasero o la cabeza.

Además se complementa con grabaciones de cuerdas reales, hasta este año había sido fanático de los Bitles, esa combinación entre música de cámara y rock and roll me había sido maravillosa, junto a voces que en ningún momento pasan desapercibidas.

A esto se le suma una batería acústica perfecta, con platillazos precisos y sutiles, sin hacer ningún fill de más o los recursos más básicos de los bateristas, arruinando el momento y el trance suave y bailable de las rolas. 

El álbum es un jam cargado de groove, y si alguien sabe hacer eso es Paul Rodgers. Está lleno de solos con sintetizadores, drum & bass, solos de guitarra, scrath y todos eso elementos que los jazzistas, rockeros progresivos y metaleros mamadores se jactan porque “son técnicas que su género inventó”.

¿El mejor álbum de la década?

El año pasado las discusiones sobre el principio o el fin de la década crecieron, no pienso hacer hincapié en esa cuestión. Sin embargo, quiero hacer referencia a todos los álbumes que sonaron durante este periodo de tiempo.

La lista de buenos materiales sería interminable, no solo en la música rock. Desde los Arctic Monkeys hasta Paul McCartney. Haim, MØ, Lana del Rey, Iron Maiden o Arcade Fire. Sinceramente, ¿cuántos de estos éxitos perduran?

Deberían ver este video que YouTube restringió y solo se puede ver en su plataforma. Es David Bowie.

Random Acces Memories  perdura porque es una música sin tiempo y sin espacio, sus canciones, aunque no las conozcas te remontan a Daft Punk y, a la larga te hacen sonreír y bailarlas o corear sus estribillos pegajosos.

El dúo francés ganó casi todos los premios posibles con este álbum. Daft Punk unió la música electrónica de su país y la sincretizó con los elementos de la música comercial occidental. ¡Sí, señor, el rock y el pop son iguales de comerciales!. Lograron seducir a la academia americana de la música (Grammy) y ganaron las preseas más importantes. Además de que su disco en formato LP y Compact Disc se vendieron como pan caliente en todo el mundo.

Para mí, y a manera de conclusión, Random Acces Memories fue el mejor álbum de la década, eso que escuché muchos nuevos de mis bandas favoritas, además de que en esta estación de radio casi escucho uno nuevo diario. Si todavía no lo escuchas date la oportunidad de hacerlo, tal vez te encuentres con una joya que conjunta a la perfección los mejores géneros de nuestra época. Casi tan perfecto como el cristianismo robándose los mejores mitos de las demás religiones.

Les desea un feliz año nuevo y una excelente década, su becario favorito. Besos y abrazos.

CONTENIDO RELACIONADO