Alejandro Valdés

Alejandro Valdés

Hace como un cuarto de siglo, cuando la mercadotecnia decidió que era buena idea venderle por kilo tus discos de acetato al tlacuache, Alejandro Valdés decidió que iba a coleccionarlos porque sólo costaban un peso y porque no le gusta recibir órdenes de nadie.

Ahora que la mercadotecnia dice que vale la pena pagar cientos de pesos por discos que hace décadas eran basura, el profe Valdés ha decidido compartir sus hallazgos con la comunidad rockcientoúnica, pues quiere hacerse famoso y, además, porque no tiene otra cosa que hacer los lunes de 10 a 12 de la noche.