Elon Musk se quedó corto

Escrito por: Rock101

Fecha de publicación: 25 febrero, 2018

No mucho después de que había cruzado el espacio, la mitad de la nariz de cono de un cohete de Elon Musk se separó del satélite que estaban protegiendo y cayó en el Océano Pacífico. Ahí, en un calmado mar azul, un bote con una red gigante hizo un intento audaz, aunque fallido de cacharlo.
Este era el último modelo de Elon Musk, el empresario y pionero espacial que lanzó uno de sus autos eléctricos a la órbita hace dos semanas y que ha tomado la cabeza en su carrera personal espacial con Jeff Bezos, el fundador de Amazon.
TE INTERESA LEER: ELON MUSK EN BUSCA DE AMOR
“Yendo a intentar atrapar el gigante carenado (nariz de cono) del Falcon 9”, el señor Musk anunció, refiriéndose al cohete hecho por su compañía SpaceX. El carenado caería a la Tierra a alrededor de ocho veces la velocidad del sonido, dijo en una publicación en Instagram.
“Tiene un sistema de guía para traerlo a la atmósfera intacto, después libera un tipo de barrilete y nuestro barco, Mr Steven, intenta atraparlo”, agregó.
Cuatro gigantes brazos de acero se levantaron adecuadamente desde la popa de Mr Steven, sujetando la red, que el señor Musk describió actuaba como un guante gigante de baseball. El desplomo de la red ocurrió poco después de que un cohete SpaceX Falcon 9 se elevó, 150 millas al norte de Los Ángeles, cargando un radar de imagen satelital hacia la baja órbita terrestre por una compañía española llamada Hisdesat.
Parte de la estrategia del señor Musk en SpaceX ha sido recuperar y re-usar piezas de cohetes y la esperanza era de recibir la punta aerodinámica del cohete que se dice cuesta seis millones de dólares, pero es usualmente simplemente desechada para hacer la nave más ligera en el espacio.
Mr Steven se acercó, pero falló este giro, esta curva extraterrestre por unos cuantos cientos de metros. El señor Musk publicó una foto de una sección del encarenado flotando en un mar calmado. “Ningún daño aparente de la re-entrada y amerizaje”, escribió.