El soundtrack de la vida – Rock en tu idioma, la otra conquista

Written by on 03/08/2018

Un 3 de agosto de 1492, Cristóforo Colombo, mejor conocido como Cristóbal Colón, un genovés que según se cuenta había embaucado a la Reina Isabel, la Católica, para que financiera la arrojada empresa de encontrar una nueva ruta hacia las Indias, embarcaba del Puerto de Palos de la Frontera en sus tres carabelas (existen versiones de que eran cuatro, pero no nos vamos a meter en esos detalles) hacia lo que él nunca sabría, sería el descubrimiento de “el nuevo mundo” a través del rock en tu idioma.

También podría interesarte: Rock en tu idioma, toma tres

Las implicaciones históricas, políticas y económicas de esta hazaña son bien sabidas; eventualmente estas tierras serían colonizadas, con todos los horrores que esto conlleva y al final los mexicanos (eventualmente independientes y bien seguros de nosotros mismos), nos quedamos con el idioma español, que es el que todos hablamos y bien o mal entendemos.

Lo que no estaba en los planes de Mr. Columbus, ni de su Graciosa Majestad Doña Isabel era que unos siglos más tarde, una nueva colonización sucedería, y en lugar de hombres blancos y barbados montados en caballos y en portentosas armaduras, llegarían, no en barcos, sino en ondas radiales, hombres blancos, flacuchos y de pelo largo con guitarras y palabras altisonantes, a aplastar a los ídolos nacionales, como hicieran sus antepasados con Tláloc y Quetzalcóatl, y constituyeran sobre sus ruinas sendas catedrales de fama y fortuna.

También podría interesarte: 59 años de rock mexicano

La historia se repite y el rock no es una excepción, la llegada de los rockeros españoles, no trajo la música a México, había grupos de rock nacional desde los años 50 pero si vino a revolucionar el tipo de rock que se escuchaba, al final la escena nacional se había que quedado muy en el underground y la posibilidad de escuchar a un grupo de españoletes censurados llamados los Hombres G cantar ‘Sufre mamón’ sin duda causó revuelo en nuestros adolescentes corazones ya que nos pegaba justo en la hormona rebelde y no podíamos resistirnos ante semejante desafío.

Para mí los Hombres G significan mucho más que canciones de letras chistosas que hacían enojar a mi mamá y mis tías, fueron el punto de conexión con música que me hizo ver una cara distinta del rock.

 

Para entender el rock español de los 80 hace falta tomar en cuenta un contexto histórica muy trascendental, el fin del Franquismo, y el despertar de una nueva España que luchaba por salir de una dictadura que no solo fracturó el país sino que oprimía el deseo natural de la rebeldía. Es por eso que los grupos españoles de principios de esta década aprovechaban al máximo esta libertad recién descubierta y reflejaban en sus canciones su deseo de ser distintos.

En mi opinión ninguna rola lo expresa mejor que ‘La estatua del jardín botánico’ de Radio Futura, en la que la letra describe a la perfección el sentir no sólo de la juventud, sino de una generación que buscaba dejar atrás lo más pronto posible el horror de la dictadura militar por una nueva era de libertad creativa que es hoy la que representa al país ibérico. A nivel personal está rola representa mucho, esa dualidad que yo mismo viví y la idea de que siempre se puede pensar en dejar atrás las épocas oscuras por días más felices bajo el sol.

 

Como mencioné anteriormente, una de las secuelas del Franquismo, es la fragmentación y división de España, los vascos y los catalanes siguen siendo aún quienes muestran su descontento y por ahí incluso siguen clamando por la independencia que les fue arrancada con sangre. Pero hablando de temas más amables y musicales, entre la movida Donosti ochentera que de caracterizaba por el radicalismo y la negación a cantar en otro idioma que no fuera euzquera, surgió un proyecto inspirado en un personaje de Robert Louis Stevenson llamado Duncan Dhu y liderado por dos de los principales músicos de la época Mikel Erentxun y Diego Vasallo.

La gran particularidad de este grupo fue un estilo que le tiraba al rockabilly y con letras que no dejaban atrás la independencia y se enfocaban en contar historias. Uno de su grandes éxitos, ‘Una calle de París’ de 1987 habla melancólicamente de un artista que perdió el amor de una mujer, hecho que eventualmente lleva a la ruina. A mis 13 años me parecía inimaginable una situación así y soñaba con la idea de amar a alguien tanto que preferiría no ver el sol.

 

Las conquistas siempre han sido un acto violento que deja secuelas pero de las que también hay quien se beneficia, sin duda los grupos españoles también abrieron algunas puertas para que otros grupo mexicanos salieran a la luz y el rock dejara de ser un producto elitista hecho para los niños fresas de escuela de paga.

Sin duda a pesar de todo yo siempre preferiré una conquista con guitarras a las de espadas


Continue reading

Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background