El soundtrack de la vida: Rock con muchas madres

Written by on 11/05/2018

Pues si, aunque hay otros temas que me gustaría compartir, viniendo de un extenso matriarcado, me siento inspirado a escribir sobre mis tres madres y sus gustos musicales. ¿Tres madres? se preguntarán, pues si, soy un tipo tan afortunado que puedo presumir tener tres madres.

 

  • Balbina (la natural)

Si alguien me ha enseñado a ser perseverante en la vida es mi mamá Balbina, quien creció en los años 50 en un pueblo de la sierra veracruzana en el que su destino era terminar la primaria y prepárese para el matrimonio, sin embargo a “la güera” no le pareció tan buena idea y tuvo que dejar su natal Tlapacoyan para seguir su educación hasta conseguir una Ingeniería en el IPN y eventualmente una maestría en educación; su canción favorita es ‘Woman’ de John Lennon y coincidentemente, una que menciona todo el agradecimiento que le tengo a mi madre, inspirada en Yoko Ono y publicada después de la muerte de Lennon.

 

  • Hilda (la postiza)

Mi madre natural trabajaba por las tardes, así que la hermana de mi papá, mi tía Hilda se encargaba de recoger y cuidar de mis hermanas y de mí después de la escuela. No estoy muy seguro de por cuánto tiempo fue esto, pero de lo que recuerdo es que estrechó los lazos con mis primos y me acercó mucho a mi tía Hilda, una mujer llena de amor a la que le encantaban los Beatles (o los buitres, como los llamaba la Señora que le ayudaba). Recuerdo claramente el sonido de la armónica y las voces de McCartney y George Harrison sonando en el tocadiscos de su departamento en Coyoacán y mi tía Hilda cantando ‘Love Me Do’.

Una curiosidad de esta canción es que fue grabada con tres bateristas distintos, ya que originalmente se grabó con Pete Best, poco antes de que fuera remplazado por Ringo Starr, y aún así, la interpretación de Starr no fue del gusto de George Martin quien decidió que se grabara con Andy White, relegando a Ringo a los paderos.

 

  • Conchita ( la sustituta)

A finales de los años 80 un servidor andaba por el mundo sin un rumbo fijo. Inconforme, incomprendido y sin una molesta guía parental; fue así como llegué a vivir bajo la tutela de mi tía Conchita, una historiadora dedicada a criar a la familia perfecta. Nada más alejado a lo que un chavito punk con problemas con la autoridad quería tener para si. A la distancia, sé muy bien, que la adopción no oficial de mi tía Conchita, salvó mi vida, le dio un poco de perspectiva y allanó el camino que me tiene aquí, contando anécdotas de mi adolescencia y la multi maternidad obligada que me ha hecho lo que soy.

No hay mejor canción para cerrar este episodio del soundtrack de la vida que ‘Jailhouse Rock’ del mismísimo Rey Elvis Presley, un track que sé, hace a mi tía bailar.

 

A veces una madre no es suficiente, se necesitan refuerzos y yo fui lo suficientemente afortunado, para encontrar los necesarios.

Feliz día de la madres y así…

 

También podría interesarte: The Rutles, el mejor tributo es la burla


Continue reading

Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background