El soundtrack de la vida – lluvía de noviembre, pero en agosto

Escrito por: Angel Tellez

Fecha de publicación: 24 agosto, 2018

Categoría:

Que bonito es ver la lluvia y no mojarse, reza el dicho popular y yo estoy totalmente de acuerdo en ello, en el sentido literal por supuesto. No hay como disfrutar ese momento en el que la tormenta cae a raudales y yo, como Isabel en Macondo, simplemente observo desde la comodidad de mi ventana tomándome una Lagerita, degustando un sándwich de jamón de pavo con queso gouda y escuchando musiquita.

La selección musical tiene mucho que ver con el ánimo que nos gobierna en algún momento específico, por ejemplo si traemos onda darks y cataclísmica, Riders on the Storm de The Doors del álbum L.A. Woman de 1971 es la ideal. El track hace referencia a un asesino serial llamado Billy Cook quien asesinó a 6 personas entre 1950 y 1951 a quienes les pedía un “aventón” . También fue la última rola que Jim Morrison grabara con el grupo antes de su muerte. Además de grabar la voz principal, Morrison grabó las letras susurrando, creando una especie de eco bastante tétrico pero que consigue su objetivo.

 

En 1986 Peter Gabriel lanzó su álbum So, el primer sencillo fue Red Rain, una composición de letra oscura y perturbadora, que aborda dos grandes preocupaciones de los años 80, la amenaza nuclear y el SIDA. De acuerdo al propio Gabriel la inspiración vino de un sueño recurrente en el que botellas en forma de persona caían de un acantilado y al estrellarse salía un líquido rojo que se convertiría en lluvia roja. También se habla de un proyecto para una película llamada Mozo en la que los aldeanos eran castigados por sus pecados con una lluvia de sangre.

Afortunadamente, dicho filme nunca se realizó. No me atrevo a imaginar el estrés por el que pasaba el buen Peter, o las drogas que usaba para soñar, pero el resultado es un gran track en el que destacan las percusiones que logran crear un efecto de lluvia a cargo de Stewart Copeland y Jerry Marotta.

 

Finalmente, me referiré a la rola que inspiró esta entrega y que es mi pensamiento más recurrente en noches de lluvia como esta, es November Rain del álbum Use your illusion I de 1992 a cargo de Guns N’ Roses. El track más largo grabado por la banda (casi 9 minutos) y la canción más larga en llegar al Top 20 del Billboard Hot 100. Los teclados de Axl Rose, el gran solo de Slash, y una letra que nos recuerda fríamente que nada dura para siempre y que todos en algún momento de la vida necesitamos tiempo para estar solos. Lo que hagamos con ese tiempo de soledad queda en cada uno, pero más vale que lo aprovechemos porque como ya lo comenté, en palabras de Axl Rose,  va a durar por siempre.