DJ Shadow – Plaza Condesa

Escrito por: Karina Cabrera

Fecha de publicación: 20 agosto, 2016

Categoría:

Foto: Óscar Villanueva Dorantes (OVD) / Cortesía

Tercera vez en México, una vez más fuera del circuito de festivales, en un foro que permite la interacción y percibir el ánimo del público con cada movimiento de las manos sobre los potenciómetros, DJ Shadow regresó a la ciudad con 20 años de giras constantes desde el lanzamiento de su debut ‘Endtroducing….’, un viaje largo que decidió abordar en el Plaza Condesa la noche del viernes sin miedo, con todas las referencias y el potencial visual que nos recuerda la importancia de los DJs como integradores del pasado, el presente y el futuro en una sola mezcla.

Noche de lluvia, noche de tráfico, noche de viernes imposible en la Ciudad de México que se convierte en una cápsula de elementos orgánicos y electrónicos al estilo de DJ Shadow, mezclando tanto en sonidos como en visuales la calidez y la frialdad de la música electrónica. Nos llevó lejos de quella esfera luminiscente y nos involucró con una serie de paisajes, escenas de terapia verde y naturaleza floreciendo ante nuestros ojos al ritmo de su música, los tonos adecuados que inmediatamente nos arrojaban a la dualidad de la música electrónica con aspectos técnicos que saltaban en la pantalla en el momento adecuado y preciso. “Música para alimentar la mente”, más claro no podía ser el comentario de DJ Shadow.

Josh Davis llegó con el ánimo de platicar largamente con la audiencia, desde el principio reveló que mostraría su trabajo original, si, el que está basado en muchos sampleos pero propio, que tocaría canciones que no había mostrado en más de 15 años y otras tantas que ni siquiera ha mostrado en público. En otro momento DJ Shadow explicó la sensación de salir del circuito de festivales para encontrarse en un foro cerrado y la manera en que fue evolucionando al vivir de la música durante tanto tiempo, era evidente su ánimo retrospectivo, inmediatamente nos hizo pensar en la larga pausa que realizó entre ‘The Less You Know, the Better’ (2011) y ‘The Mountain Will Fall’ (2016), discos que no fueron recibidos con aplausos por la crítica.

Solo cinco discos en su historia, dos de ellos extremadamente influyentes en lo que percibimos en la música en la actualidad, sus experimentos con sampleos entre el funk, hip-hop, jazz, psicodélica, R&B, soundtracks y soul ahora definen tendencias, así lo demostró durante su presentación en el Plaza Condesa, fluyó entre géneros, estilos y scratcheos para meternos en una burbuja temporal que nos hizo olvidar la tormenta tropical que convertía la ciudad en un caos aguado.

Escuchando su set en vivo nos sentimos transportados a cierta edad, los días de la universidad, los formadores de b-boys y ropa deportiva al estilo de los 70, fue una gran rebanada de pastel nostálgico de hip-hop deliciosamente mezclado por una leyenda, con creaciones que demuestran su preferencia por las percusiones prominentes y atmósferas humeantes, con ranuras lujosamente lánguidas que serpentean a través de la mezcla.

Foto: Óscar Villanueva Dorantes (OVD) / Cortesía

DJ Shadow reconstruyéndose en vivo con una red ampliada a través del sonido, mirando hacia atrás por breves momentos con ‘Midnight in a Perfect World’ y ‘Six Days’, pero renovado a través de ‘Nobody Speak’, la colaboración de Run the Jewels que hizo bailar a todo el público. En general fue una instantánea maravillosa de un talento supremo que merece más respeto que el obtenido en los últimos años.