(crónica) oírTrìo Ensamble hace homenaje a Beethoven por sus 250 años - Rock101


FIL 2020

(crónica) oírTrìo Ensamble hace homenaje a Beethoven por sus 250 años

Fecha de publicación: 18 noviembre, 2020

(crónica) oírTrìo Ensamble hace homenaje a Beethoven por sus 250 años
Compartir:

El Teatro de la Ciudad Esperanza Iris abrió sus puertas al “primer y último concierto presencial” de oírTrìo Ensamble. El pasado domingo 15 de noviembre a las 6 de la tarde en la Ciudad de México.

El imponente recinto neoclásico nos recibió tomándonos la temperatura en la frente, con una gelatinosa capa de sanitizante en las manos y la boca cubierta para evitar la propagación del virus que vive entre nosotros.

Sin embargo, el personal del lugar nunca dejó de ser amable y agilizar el proceso de inducción a la sala principal. Donde comenzaron las celebraciones por el 250 aniversario Ludwig van Beethoven.

oírTrìo Ensamble, nos llevó de la mano por dos de las obras más significativas para piano, violín y violonchelo, consideradas novedosas en su tiempo y otra cercana a la sordera que atormentó al Genio de Bonn.

Crónica de la música viva

La primera llamada comenzó a sonar por ahí de las 5:50 y los nervios comenzaron a recorrer a los espectadores que se les iba haciendo tarde, unos deambulaban por la entrada, otros (yo) preparaban sus cámaras para tener testimonios gráficos del concierto.

A las 6:10 la luz magenta que alumbraba al piano y las sillas vacías de la violinista y los músicos se apagó. El público se replegó a sus asientos dispuestos con un metro y medio de separación entre ellos y la oscuridad se apoderó de nosotros. El silencio ocurrió.

Salió la violinista, el pianista y el violonchelista. La última vez que escuchaba un trío de estas características fue hace unos 4 años en la sala principal de la EIA 1 en la colonia Roma, cuando apenas me iba iniciando en la música. 

La potencia de estos instrumentos combinados es como la de una marea que conversa a gritos entre ellos, con cada escala que resbala de los pianos o de las cuerdas que frotan los arcos en distintas direcciones.

Sin embargo el diálogo se va haciendo ameno cuando percibimos la felicidad con la que toca el Opus 1 en do menor, Sebastián Espinosa en el piano, o las arcadas apenas opacadas por las respiraciones entre los silencios de Alejandra Cortés en el violín y los pizzicatos del violonchelista Diego Cifuentes en “Archiduque”.

Todos seguíamos con detenimiento cada dinámica forte o piano que el trío hacía surgir del silencio para conmover a los asistentes que, seguramente, no habían asistido a un concierto en casi ocho meses. Mientras un juego de luces entre el azul y carmesí combinaban el estilo de dos épocas completamente diacrónicas.

Vale la pena seguir el trabajo del trío que ya lleva diez años en escena pues es reconocible, hasta por el que menos sabe de música, que la voracidad de la ejecutante y sus compañeros es de una disciplina merecedora de presentarse en este o cualquier otro recinto de la misma importancia.

Sigue a oírTrìo Ensamble en sus redes sociales para que no te pierdas ninguna otra presentación en vivo o “a distancia”. Sin embargo, en mi particular punto de vista, les exhorto a preferirla completamente viva, con interpretes excelentes como los del domingo.

Fotografía: Juan Carlos Cuevas Galeana

CONTENIDO RELACIONADO