Caso Aristegui-Casa Blanca de Peña Nieto: un sabor agridulce

Written by on 24/06/2018

La justicia nos ha dejado un sabor agridulce. Ayer por la mañana los magistrados del Séptimo Tribunal Colegiado de Materia Civil resolvieron que el despido de Carmen Aristegui Flores de MVS Radio fue ilegal. Sin embargo, ya por la tarde, unas cuantas horas después, fallaron parcialmente en contra de la periodista por el prólogo del libro La Casa Blanca de Enrique Peña Nieto.

El primero de esos casos tardó tres años en resolverse y ha llegado cuando faltan unos meses para que Peña Nieto deje la residencia oficial de Los Pinos. Cuando salí de la redacción de Noticias MVS junto con Irving Huerta escoltados por guardias privados, sabíamos que la molestia de los directivos por habernos sumado al proyecto periodístico conocido como Mexicoleaks, era una injusticia, un mero pretexto, una manera de levantar una polvareda para despedirnos por haber participado en aquel reportaje.

En la calle, algunos colegas y pocos columnistas justificaron la decisión de Joaquín y Alejandro Vargas de ponernos en la calle por participar en el naciente proyecto que prometía convertirse en un instrumento valioso para el periodismo de investigación.

Al paso del tiempo, Mexicoleaks ha permitido a reporteros de diversos medios de comunicación como la revista Proceso, Animal Político y Aristegui Noticias así como a organizaciones civiles recibir información o documentos enviados por alguna fuente anónima. Los datos de quien envía los mensajes están encriptados y no hay manera de conocerlos. De hecho, ni los propios periodistas pueden saberlo.

Algunas voces nos cuestionaban por qué actuamos sin pedir permiso. La respuesta, desde entonces, siempre fue la misma: nosotros como reporteros del noticiero matutino teníamos que recibir la autorización de Carmen Aristegui. No podíamos salir corriendo a buscar al director de MVS Radio para contarle qué traíamos entre manos.  Ese no era nuestro papel.

Además, había algo más importante: un año atrás, trabajamos con la organización estadounidense The National Security Archive en tres reportajes sobre espionaje oficial en México. Por esta alianza, no protestaron dentro de la empresa. Al contrario, recuerdo que el propio Joaquín Vargas nos felicitó cuando supo que habíamos quedado, tiempo después, entre los 10 finalistas del Premio García Márquez de la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI).

Nunca pedimos permiso para hacer periodismo de investigación. Jamás nos advirtieron que las alianzas deberían de tratarse de otra manera. Es decir, midieron con varas distintas.

Lo paradójico de este caso, ha sido que quienes iniciaron el juicio fueron los propios dueños de MVS Radio, encabezados por Joaquín Vargas. En su ofensiva legal, intentaron culpar a Carmen Aristegui de haber usado los contenidos del noticiero matutino para el sitio Aristegui Noticias sin autorización, por lo que reclamaban un daño de tres millones de pesos.

En ese mismo juicio, argumentaron que el despido de la periodista obedeció a que supuestamente no se presentó a trabajar el lunes 16 de marzo del 2015 así como por aceptar sumarse a Mexicoleaks sin consultarlo con ellos.

A largo de estos años, las acusaciones de los abogados de los hermanos Alejandro y Joaquín Vargas fueron quedándose en el camino, perdieron fuerza y  ayer sucumbieron por decisión unánime de los tres magistrados.

Aristegui tenía libertad editorial absoluta para elegir los contenidos del noticiero y, precisamente eso, estaba plasmado en el contrato. En este sentido, culparla por Mexicoleks fue improcedente. Por otra parte, tampoco podían acusarla de no presentarse a trabajar cuando unas horas antes, por medio de un escrito, le avisaron que estaba despedida.

El conflicto entonces se centró en el tema del uso de los contenidos entre Noticias MVS y Aristegui Noticias. Pero los magistrados exculparon a la periodista y, además, concluyeron que su despido fue ilegal. El abogado Xavier Cortina ha dicho que, en consecuencia, el contrato sigue vigente aunque tampoco han anunciado los pasos concretos que seguirán.

Por otra parte, Joaquín Vargas demandó a Aristegui por el prólogo del libro de la Casa Blanca de Peña Nieto. Los mismos magistrados han ordenado a la periodista modificar algunos párrafos y borrar el nombre de Joaquín Vargas de su texto.

Sin embargo, tampoco se cumplió todo lo que pedía el empresario como retirar el prólogo por completo y que ella se retractara públicamente. Aristegui podría acudir a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ya que estaríamos ante un caso en el que está de por medio la libertad de expresión.

Al momento de escribir esto, ignoro si Carmen Aristegui aceptará el fallo parcial en su contra respecto al prólogo que escribió. Lo que sí ha quedado claro que la mayor parte del saldo negativo se queda del lado de los dueños de MVS Radio: sus principales objetivos eran aniquilar económicamente a Aristegui Noticias por el supuesto uso ilegal de la información de Noticias MVS y que se prohibiera la publicación completa del prólogo en futuras ediciones de La Casa Blanca de Peña Nieto.


Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background