#32Rock101 Parte I

Escrito por: Luis Gerardo Salas

Fecha de publicación: 1 junio, 2016

Categoría:

Asi comienzan los grandes cambios. Como si nada. Por supuesto hay una lucha permanente interna cuando se busca el cambio de modelos en cualquier empresa, en cualquier industria. Y esa lucha la libramos, tanto en su momento, 1983-84, como ahora, 2010-2016 en las trincheras subterraneas del negocio. Pero al aire, siempre cuidado, siempre inmaculado, en donde importan las historias, comienzan asi: como si nada.
Concentrados en la construccion de una idea que vive intensamente las 24 horas del dia, 7 dias de la semana, en realidad no hay tiempo para la contemplacion.  Una sucesion de actividades que estan transcurriendo, sumada a una sucesion de actividades que transcurriran en el futuro cercano, en el futuro lejano, en el futuro que nosotros mismos estamos diseñando, impiden detenerse a contemplar el resultado inmediato, repito, concentrados en la creacion del momento, efimera, que exige cuidado, busqueda del perfeccionismo, energia en la actitud y en la construccion y claridad del mensaje.
En 1984 con la bandera verde para salir al aire, el 1 de junio a las 6 de la mañana comenzamos a trabajar en una infraestructura que veniamos desarrollando desde un año atrás y que, a nuestro –realidad que descubrire con el tiempo- muy guerrilla style of work ya habiamos sacado al aire desde enero 1984 en un gran porcentaje: las famosas capsulas en medio del corte comercial, que comenzaron como informacion sobresaliente de la musica que nos interesaba, para derivar en pequeños editoriales o espacios comicos, o cuentos circulares; las viñetas que, evolucion de las grabaciones que se realizaban para anunciar las canciones de la estacion Sonomil 101 en el mismo cartucho en el que se grababan las canciones –toda la musica se transmitia en cartuchos, consecuencia de la tecnologizacion de la FM que entonces era totalmente automatica-, ya habian sido probadas en las primeras ideas musicales –seals & crofts, america, gino vanelli, david bowie, talking heads…-; y la propia idea musical como redefinicion de las canciones de ‘catalogo’ que queriamos incorporar a la programacion como una documentacion historica que avalara y diera el respaldo cultural necesario para la nueva musica que pensabamos transmitir. Pero lo que nos faltaba, lo mas importante, y que fue autorizado para salir al aire el viernes 1 de junio 1984 era dos cosas fundamentales: el nombre y la musica. Todavia amarrados al nombre de Sonomil –que ya habiamos transformado a Proyecto 101 en esa actitud guerrilla style de la que les hablo- no podiamos modificar la programacion total de la estacion pues atrapados en el nombre y su propia definicion, o falta de ella, sentiamos que programarla antes de tiempo y concepto nos iba a contaminar el proyecto musical que traiamos entre manos, y, en un circulo vicioso musica vs nombre, pues no podiamos liberar toda la musica que habiamos estado acumulando por meses y que estaba pensada en implementar esta nueva idea de Rock que traiamos entre manos y que solo podia llamarse asi: Rock 101
Ya con la bandera verde, repito, ondeando, comenzamos el 1 de junio de 1984 con toda la liberacion de la musica coleccionada, promocionales que explicaban nuestro concepto, viñetas en todas las canciones y el primer evento promocional, sello de nuestra idea de hacer radio, siempre en dialogo: una funcion de videos en la planta baja del NRM –conocida como el Agora del NRM- con la musica que comenzamos a transmitir: Duran Duran, U2, Thompson Twins, Peter Gabriel, David Bowie, The Cars, etc, presentados a un grupo del publico que fue convocado al evento incluyendo refrescos y alguna botana. Publico del publico, reducido, semilla de nuestra audiencia. A partir de ese momento el torbellino de una neurosis escalonada y sucesiva que inicio entonces y que culminaria en febrero de 1994. Programacion, promociones, estrenos, importacion de musica, busqueda de musica, grabaciones, produccion. El acercamiento paulatino de publico de publico que, entusiasmado por lo que escuchaba en la estacion, se acercaba con propuestas para enriquecer la estacion. Sergio Chavez, Juan Ibañez, Joaquim Jaubert inicialmente, programas de literatura y rock, programas de reggae, de bandas aun mas alternativas para nuestro repertorio: ultravox, visage… Lynn Fainchtein con una idea para un programa de mujeres en el rock’n roll, Pontones que comenzo escribiendo el Sonorock de Bob Dylan y luego propuso Utopia 101. Espiral, programa de rock progresivo, Raymundo Gabriel, Cecilia Perezgasga. Todos, aficionados a la musica que transmitiamos y que sentian que tenian algo que aportar de parte de sus aficiones musicales y que compartian el punto de vista cultural –no hay que olvidar que en aquel entonces la division entre la radio cultural y la radio comercial era un debate academico importante- que una emisora ‘comercial’ estaba presentando, sobresaliendo en el cuadrante por ser una produccion radiofonica que estaba logrando proyectar la musica de rock’n roll de una manera enriquecida, actual, propositiva y respetuosa al genero como fenomeno sociocultural y trascendental.
En 1986 Dominique Peralta y en un acercamiento a su programa dedicado a la musica New Age, la aparicion de Roberto Escobar que, contagiado por los sonidos que estaba emitiendo una emisora mexicana, el siendo artista conceptual reconocio como un terreno fertil para la creacion auditiva como serian a partir de entonces la mecanica del concepto, extasis 101…