1984, justo hace 31

Written by on 31/05/2015

“Mientras escribo esto, seres humanos muy civilizados vuelan sobre mi cabeza tratando de matarme”, así iniciaba la carta de George Orwell explicando su novela “1984”, la de aquel año en que el partido político INGSOC controla la nación de Oceanía y la ciudad de Londres bajo una dictadura con una características muy particulares. Aunque la visión del escritor se manifestó de múltiples formas a lo largo de varias décadas desde su lanzamiento durante la Segunda Guerra Mundial, cuando llegamos a ese año donde un gobierno ficticio engañaba al pueblo haciéndole creer que siempre luchaba contra el mismo enemigo, la lucha era de otra índole.

Aquel año que arrancó con el anuncio de televisión usado en el lanzamiento en Estados Unidos de la computadora Macintosh 128K de Apple, inspirado en la novela Orwell, dirigido por Ridley Scott y presentado en el tercer cuarto del Super Bowl XVIII, no solo definió muchas ideas posteriores en cuanto a campañas de televisión, la ágil carrera de Anya Major en esos llamativos tenis rojos estableció los parámetros de los siguientes años en la cultura popular.

Era 1984, el año en el que jugamos por primer vez al Tetris, vimos a Terminator sin saber que regresaría del futuro con múltiples versiones, asistimos al funeral de Truman Capote y presenciamos como Svetlana Savitskaya se convertía en la primera mujer en dar un paseo espacial. Sin duda alguna fue un año cargado de acontecimientos importantes en prácticamente todos los campos: Brunéi obtuvo su independencia definitiva, EE.UU. y el Vaticano reanudaron sus relaciones diplomáticas, mientras se ponían más tensas las relaciones con la URSS a través del boicot olímpico, se identificaba por primera vez el virus del SIDA y salía de una planta de producción en Barcelona el primer automóvil Seat.

Fue el desafortunado año de una serie de explosiones en las instalaciones de Petróleos Mexicanos situadas en la localidad de San Juan Ixhuatepec (19 de noviembre) y el asesinato de Manuel Buendía, considerado en ese momento uno de los periodistas más influyentes a través de su columna Red Privada, reproducida en ese momento por 60 periódicos mexicanos.

1984 también es el momento en que los músicos, dormidos desde aquel concierto por Bangladesh de George Harrison en 1971, toman conciencia el 25 de noviembre con Band Aid (proyecto ensamblado por Bob Geldof) para grabar “Do They Know It’s Christmas?” y recaudar fondos para combatir el hambre en Etiopía. Es el instante en espacio-música en el que nace KMFDM, se separa The Police, Red Hot Chili Peppers lanza su álbum debut, se realiza la primera ceremonia de los MTV Video Music Awards donde The Cars obtiene el máximo reconocimiento por el clip de “You Might Think” y se manufactura por primera vez en Estados Unidos un disco compacto: Bruce Springsteen – Born in the U.S.A.

En ese ambiente de baby boomers observando la lucha entre los formatos VHS y Betamax, el boicot de los Juegos Olímpicos de Los Angeles y la llegada de aquel jet pack que nos prometieron a través de la ciencia ficción décadas antes, surgió Rock 101. No era el 1984 de Orwell, tampoco era el del Gran Hermano, de las zapatillas deportivas rojas, los turboautos y otros encantos electrónicos del porvenir, era el año bisiesto que había comenzando en domingo, prácticamente en la misma Idea Musical.

Era nuestro año, hace 31. #En1984estaba naciendo Rock 101.

Tagged as

Rock101

Segunda Odisea

Current track
TITLE
ARTIST

Background